Blogia
HOTEL CALIFORNIA

PATRICK DIA VII (Capítulo 18)

Virus ebola

Ayer estuve trabajando con Tomo toda la tarde, estoy muy cansado. Acabamos sobre las siete y además como no hacía demasiado buen día, él mismo me dijo que me fuera ya a descansar. Es un hacha con la mecánica, desmonta, monta, arregla, en definitiva disfruté mucho.

En cambio, cuando cenábamos llegó el jarro de agua fría. En las noticias dicen que los chicos del “reformatorio” sufren una enfermedad altamente contagiosa que está poniendo en jaque a toda la población. Se confirma que el ataque al chico de youtube es cierto. El chico murió a las 24 horas del ataque.

Solo han encontrado a uno de mis “compañeros”, al parecer entró en un establo, el granjero cerró las puertas y llamó a la policía. Pero también llamó a los servicios informativos locales, así que hay un vídeo por Internet en el que se ve como una furgoneta de la OMS escoltada por unidades militares entra en el establo, acordona la zona y sacan al chaval en una camilla mientras este intenta morderles como si estuviera poseído.

Se han dado casos de infección en un hospital cercano al reformatorio, las víctimas después de ser mordidas acuden a que los curen. Pensando que es una mordedura como la de un perro, se les cura y da de alta. Pero después cogen fiebres y se ponen agresivos. Unos vuelven a los hospitales y otros prefieren quedarse en casa.

La alerta es máxima y en el hospital donde se han dado casos se tratarán a estos enfermos con un “protocolo especial” diseñado para ellos. Miedo me da el asunto.

Se instalarán unas carpas donde los militares los tratarán en consecuencia a su estado. Creo que no quieren que estén en el mismo recinto que los otros enfermos comunes.

No hablan nada de que se levanten después de muertos, o no lo saben o se lo están guardando. Mientras veíamos las noticias todos juntos, me sentía un poco responsable de esta crisis.

Del periodista que sacó tantos trapos sucios de lo que se hacía allí no se sabe nada, solo que ha aparecido por algunas páginas de la red diciendo que tiene algo muy gordo y lo destapará en breve. Seguro que lo que le pasa es que alguien que manda le está acosando, para que eso no salga a la luz, como intentaba el Sr. Lehman. ¿Qué será de ese cabrón?

Dicen que cualquiera que posea alguno de los síntomas o haya sido atacado por alguien, que vaya a las carpas del hospital para que le atiendan.

Emitieron las fotos de todos los que nos fuimos del orfanato, por abajo pasan unas letras enormes de “MUY PELIGROSOS”, entre esas fotos estamos Pete y yo. Así que él sigue fuera y si ve esto, se dará cuenta que yo también.

Hoy me ha dicho Jared, que por mi seguridad no salga de aquí bajo ningún concepto. Estoy mirando artículos y páginas por Internet, no dicen nada nuevo. Es casi todo lo mismo que ayer en las noticias.

He encontrado un par de webs donde sale gente que ha sido atacada, pero, no ponen fotos y dan unas pistas muy raras, parece que sean el gancho de la policía para algo. Sacar información, localizar puntos calientes, yo que sé…

He leído la carta del periodista, al parecer está escondido con mucha información relevante. Le da miedo salir, pero advierte que encontrará la forma de que esa información llegue a todo el mundo.

En mi transcurso del ordenador a la tele y de la tele al ordenador, miro por la ventana. Delante hay un viejo hotel, en el letrero pintado en la fachada anuncia HOTEL CALIFORNIA, es antiguo. Sus muros son altos y las ventanas tienen barrotes. Parece un castillo fortificado.

Debe hacer tiempo que está cerrado, no se ve nada a través de sus ventanas. Si se moviera algo allí dentro me cagaría ahora mismo. Seguro que tuvo que cerrar cuando hicieron la autopista que decía Jared. Seguro que el tráfico disminuyó mucho por aquí y perdió el sentido alojarse ahí.

No me gusta estar aquí, preferiría estar con Tomo, estoy estresado y no quiero leer de esto más. Pongo la tele, están haciendo especiales sobre los hospitales de campaña del ejército. Una reportera explica lo que te hacen allí y cual es el protocolo a seguir, de repente, han sonado gritos en la entrada. Dos soldados grandes como armarios extienden una sábana delante de la cámara tapando la entrada de la provisional carpa para que no se vea nada.

La reportera y el cámara ruegan por favor que les dejen mirar, mientras los gritos continúan e incluso aumentan, parecen de mujer adulta, uno de los militares le da un manotazo a la cámara y se pierde la señal. La presentadora desde el plató pide que se intente restaurar la conexión y mientras, anuncia un espacio publicitario.

Al volver de publicidad, dicen que ha sido solo un fallo técnico y que sintiéndolo mucho no pueden decir más, comentan que tampoco hay nada más para ver y por respeto a la intimidad de los infectados ya no retransmitirán más hoy. Qué patraña, ahí pasa algo y gordo, desde cuando les importa la intimidad a estos.

No les contaré nada para no alarmarlos a ellos, seguro que en las noticias del mediodía vuelven a ponerlo.

Hoy he cocinado yo, es lo mínimo que puedo hacer ya que no les he ayudado en el taller. Hoy toca pasta con salsa de tomate especial Boloñesa, ternera, zanahoria, tomate… Nos sentamos en la mesa a comer y ponemos el telediario.

Al salir la noticia de los “infectados”, ahora les llaman así, sale la Ministra de Sanidad pidiendo calma y asegurando que la cosa está controlada, es solo un brote puntual. A los afectados se les está medicando y punto.

Dicen que es una enfermedad fácil de controlar y numerosos equipos médicos de todo el país se han ofrecido para echar una mano. Se ven equipos de la Cruz Roja Española, el Servicio de Emergencias Médicas, la Organización Mundial de la Salud, etc…

Lo mejor de todo, son las fotos para la prensa, se las hace en la planta del hospital. Hace un momento nos decía que era un brote y que estaba controlado pero ella no se acerca allí, a las carpas. Vaya, qué casualidad. Posan un rato y dicen sus discursos neutrales y ensayados. Qué falsos son.

Dicen que hay unos nueve casos más que se sepan y que aún siguen buscando a los chavales. En algunos programas de cotilleo y actualidad han abierto unas líneas telefónicas para los afectados. Algunos testimonios son falsísimos, como un hombre que dice que unos chicos vestidos de naranja saltaron desde un puente de un río hasta un barco que pasaba por allí y los atacaron, dice que había un salto de unos 30 metros, sí claro Spiderman butanero…

La mayoría son absurdas historias de bar.

Pero, ha habido una señora que explicaba que ha salido a tirar la basura y se ha encontrado a alguien mordiendo algo. Dice que era un chico de unos catorce años que destripaba un gato, ante esa horrible escena soltó la bolsa y salió corriendo a casa, el chico se dio cuenta y la alcanzó a medio camino solo dándole tiempo a morderle un tobillo.

Ahora, está en el pasillo de su casa hablando por teléfono con el programa en cuestión, con el tobillo ensangrentado con una pinta horrorosa y el chaval aporreando la puerta como un loco. Dice, que ha llamado a la policía pero que aún no han llegado y le va a dar un infarto como no se vaya al acosador de la puerta.

Explica que la apariencia era cadavérica, era como un “muerto viviente”, según las palabras de la señora. Los tertulianos están alucinados, uno de ellos le ha preguntado si llevaba el mono naranja y la señora ha dicho que no, iba vestido de calle.  

Así que ese chaval es un “mordido por otro infectado”, se está propagando y muy cerca de aquí. Esto empieza a oler realmente mal, se les ha ido de las manos, seguro.

Desde el mediodía no han conectado con el hospital de campaña del ejército, dijeron antes que si se les quedaba pequeño irían al polideportivo que está cerca de allí. Se lo tienen todo en secreto.

Hoy vendrán dos amigos de Jared, Shannon y Tomo, así que voy a hacer la cena. Luego veré el informativo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres