Blogia
HOTEL CALIFORNIA

PATRICK DIA VIII (Capítulo 19)

Pontiac trans am Hotel California

Ayer conocí a Gerard y Mikey, son dos amigos de Jared, Tomo y Shannon, bueno, y ahora míos también. Son unos locos de los coches, como no, vinieron con un Pontiac Trans Am del 1973. Según explicaban son de la misma mentalidad que Shannon, tienen el coche para usarlo y si en ese disfrute rompen algo pues… marcas de guerra.

Son buena gente, me lo pasé realmente bien. Dicen que volverán más a menudo, que hasta ahora no lo habían hecho porque estaban fuera casi todo el tiempo.

Hoy tampoco puedo moverme de aquí. Al parecer el pánico se ha apoderado de la ciudad ya. Shannon fue esta mañana a buscar unos repuestos y veía a casi todo el mundo con mascarilla por la calle, no se sabe como se contagia la enfermedad y la gente con mascarilla, que estúpido es el ser humano…

Lo más increíble de todo es que le han obligado a ponerse una para entrar en el taller de recambios donde ha ido. Me explicaba que al entrar había un cartel del tamaño de un folio de color azul claro, que ha repartido el ayuntamiento donde pone: “En zonas públicas y comercios, obligatorio el uso de mascarillas por su seguridad”

Shannon y su falta de respeto por la órdenes de la autoridad han hecho que entre sin nada y casi le dan una paliza los dueños del establecimiento. Así, que se ha ido sin el repuesto y ha tenido que cruzar media ciudad para ir al otro proveedor.

Mientras recorría la ciudad, dice que ha visto de todo: gente desmayada en la calle de repente, accidentes de tráfico, ambulancias que no dan abasto, el caos es palpable ya.

Como sigo aquí arriba encerrado, voy cambiando del ordenador a la tele para obtener algo de información nueva. El principal centro de “curación” de la enfermedad no da información. Sólo se sabe que se les  ha quedado pequeño como advertían ayer y que en las próximas horas se hará oficial el traslado al polideportivo.

He bajado un rato a ver a Jared y le he pedido por favor que me deje hacer algo o las paredes se me caerán encima, no aguanto más estar encerrado aquí. Así que hemos cerrado la puerta entre el almacén y los elevadores para que no se vea nada desde la tienda de donde estoy. Así que he ayudado a Tomo en su día a día.

Al subir de nuevo a comer, aunque no tenía ningunas ganas de volver a ver los informativos, ellos quieren informarse. Ahora ya la noticia ocupa las primeras imágenes del programa. Las movilizaciones de médicos ya son casi mundiales. Todo experto en enfermedades virales se está acercando a ver que pasa y si pueden ayudar en algo.

Desde ayer están echando una mano los franceses, alemanes e ingleses. Hoy hay previsión de que lleguen de todas partes de Europa e incluso se ha pedido desde el Gobierno la ayuda de una empresa americana, NeoGenetics, especialista en este tipo de virus y su tratamiento.

Vuelven a decir que es el protocolo a seguir y que no hay que alarmarse. Harán todos los esfuerzos por erradicarla y vuelven a insistir en que si se cree que se tienen los síntomas que se acerquen a las carpas del exterior del hospital.

No van a trasladarse al polideportivo, van a ampliar la zona de tratamiento de la enfermedad. En las carpas se harán las pruebas para saber si has contraído la enfermedad y el polideportivo hará de hospital de campaña y centro de cuarentena.

Los periodistas han ido a los alrededores del polideportivo, se han vallado todos los accesos y no paran de entrar camiones del ejército por una de las entradas. Hay muchísimos soldados y no dejan acercarse a los reporteros a menos de 500 metros. Así que, desde donde graba la cámara apenas se puede ver nada.

También llegará ayuda de otros países, pero solo para labores médicas.

Desde ayer ya no se hacen públicos los afectados, así que el último recuento fue de 167 infectados a última hora de la tarde de ayer. Hasta ahora, los médicos que estaban al cargo, hacían unas escuetas ruedas de prensa donde explicaban que es lo que tenían planeado hacer, los afectados hasta ese momento, etc…

Dichas ruedas se hacían al mediodía y a las siete de la tarde. Eso también se ha anulado. Así que ahora, la única forma de obtener datos oficiales será mediante comunicado del ejército o la Ministra de Defensa.

Se excusan en que, dado que la situación está teniendo una repercusión global, lo más correcto es que sea el Ministerio el que dé la cara. No me lo creo, suena a recortes de información a la prensa y punto.

Así mismo, el ahora afamado periodista de Internet que va dando información a cuenta gotas por la red, es objetivo de la Policía y cualquier persona que le ayude o encubra, será juzgado y castigado.

Declaran que está haciendo que al Gobierno le sea más difícil mantener la calma social y será llevado a los tribunales por ello. Ya que sin pruebas, está coaccionando a los que le leen y le declaran como un “Héroe de la Libertad de Expresión”.

Se creen los que le han puesto ese sobrenombre que le hacen un favor…

Es increíble como se han torcido las cosas en 48 horas. Están ocultando muchísima información, no dicen nada, es solo paja para “calmar al populacho”.

El caso de los fugados del “reformatorio”, parece que ha perdido fuelle. Sólo le dedican un par de minutos y al acabar las noticias principales. Es el origen de todo y a los periodistas les da igual, que pronto se caduca una noticia. Hay cosas que no entiendo.

A mí me va mejor. Se me ve menos y soy un poco más libre, pero, a lo mejor lo hacen para que nos confiemos y cogernos. No se dice nada si han cogido a alguno más de mis antiguos compañeros.

Nos hemos sentado a hablar de la situación, Jared y yo coincidimos en que tenemos que tomar medidas de precaución, abastecernos de comida no perecedera y congelados. Teniendo gasolina, tenemos electricidad. Así que lo primero que hará es pedir que llenen los tanques de la gasolinera de su padre, además cuando decida reabrirla pues ya la tendrá preparada.

Antes de llamar al proveedor de combustibles, subimos a ver como están los tanques. En la entrada del almacén de la tiendecita de la estación de servicio hay una libreta donde el padre apuntaba cuando se hacían las cargas. Normalmente pedían que los llenasen cada mes o mes y una semana.

La última carga se hizo diez días antes de que muriera, así que Jared calcula que estarán al menos al 70% de la capacidad. Mirando las mediciones del ordenador así lo confirman, están todos los depósitos a un 68% de media. Jared me mira y dice:

J- Pedíamos que nos vinieran a repostar cuando llegábamos al 30%, así que igualmente llamaré. Con tantos coches y camiones rodando por aquí ahora, podríamos sacar tajada de esto. ¿No crees?

P- La verdad es que sí.

Ya que estábamos en la tienda de la gasolinera, cogimos las chocolatinas, bolsas de patatas y alimentos que no se habían caducado aún. Las puertas tenían las verjas echadas y en la gasolinera colgaba el letrero de FUERA DE SERVICIO desde que murió su dueño.

En una edición especial de informativos, llevan toda la tarde poniendo un vídeo de un aficionado grabado desde el balcón de sus casa.

Se ve una calle de una urbanización, son casas pareadas con jardín y garaje. Una persona está tendida en el suelo sangrando, está boca abajo. Durante la grabación el cámara repite una y otra vez que lleva minutos, puede que horas allí tirada. De fondo aparece un vecino, este le saluda sin haber visto que detrás del coche que tiene delante hay una persona en el suelo.

El cámara le advierte, y el vecino se acerca a ver que le pasa. Al estar al lado, le llama la atención con educación. De repente, de una forma mecánica levanta la cabeza sin mover el torso, fija la vista en él y al intentar ayudarle a levantarse la chica que estaba en suelo le ataca mordiéndole en el cuello. El vecino grita de dolor y empuja a la chica contra el coche que tiene detrás.

El cámara grita:

C- Joder, joder. Le han mordido en el cuello a Gustavo.

Corre por las escaleras de su casa hacia la calle, abre la puerta del exterior y grita, mientras Gustavo patea a la chica que está en el suelo y ella da dentelladas intentando morderle. Está pálida, tiene los ojos blancos y está repleta de sangre por todos sitios.

C- Gustavo, corre ven.

G- ¡Joder esa puta me ha mordido! ¡La gente está fatal!

C- Vamos va, que te llevaré al hospital. Eso tiene una pinta horrible.

Se acaba el vídeo. Los informativos no paran de decir que no pueden confirmar su autenticidad ya que estaba colgado en varias páginas de Internet y ahora la red es un hervidero de rumores y mentiras.

Un usuario a colgado un blog para que los atacados expliquen sus casos,  ( http://ataquezombie.blogia.com ) cada día aparecen casos nuevos. Algunos son creíbles y otros patrañas infumables. No sé qué pensar.

Nuestro particular plan de precaución, ya está en marcha. Jared llamó al proveedor de combustibles ,Shannon y Tomo cogieron la furgoneta para hacer la compra. Ya hemos cerrado el desguace, falta una hora para el cierre normal pero como tengo que ayudar a Jared y no quiere que me vea nadie aquí, hemos echado la persiana ya.

Mañana será un día raro, es festivo, pero parece que da igual. Los informativos y noticiarios no paran de hablar de la infección. No sé si lo hacen porque la actualidad y el dinero mandan o han visto cosas que les hacen temer lo peor.

Aquí los chicos, cada uno se toma la situación de una forma diferente. Jared, como líder del grupo, está tranquilo, buscando soluciones y analizando todo. Siente responsabilidad hacia nuestro bienestar. Pero, sabe que el primer día que vine, parece una eternidad, no le mentí y mis exageraciones en cuanto al virus están confirmándose.

Shannon y Tomo me han adoptado como a un hermano pequeño, sus responsabilidades se ciñen a las órdenes que dicte Jared. También me creyeron el día que vine, pero están más sorprendidos que Jared. En el desguace el jefe es él, pero la opinión de ellos cuenta igual que la suya. Como he dicho es un buen líder, ellos son unos trabajadores inteligentes e incansables. 

Hoy vendrán a cenar Gerard y Mikey.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres