Blogia
HOTEL CALIFORNIA

VICTORIO DIA I SEGUNDA PARTE (Capítulo 29)

Obispos Hotel California Novel Zombie 

Aquel patio del orfanato, lo he pisado dos veces en mi vida. Pero el que firmaba acuerdos y daba la cara era yo, toda la parte episcopal no quería que se les viera allí. A mi me valía, era un buen trabajo, buen sueldo, mi dinero estaba seguro y a salvo.

Hasta que se fugó el chico, aquí empezaron los problemas. Ese idiota del Dr. Lehman, nunca me cayó bien, era un genio según su empresa. Se le notaba demasiado metódico y calculador, las patentes las guardaba como si fueran suyas sin darse cuenta de quién estaba financiando sus pruebas y más pruebas.

Creo que él no descubrió nada desde que estuvo aquí, o no quiso. Así que paralelamente en otro laboratorio, con todos sus informes y ensayos nosotros construíamos la misma droga pero veinte veces más potente.

La clonación de virus y modificación de cepas existentes ya no son temas desconocidos para los ejércitos. Así que decidimos contactar con el Ministerio de Defensa para proponerle un trato. Qué fácil resultan estas cosas cuando gobierna la política de derecha.

En poco tiempo se pusieron a trabajar en ello especialistas de medio mundo. Israel fue de las más involucradas, tienen uno de los presupuestos militares más increíbles del mundo. Todo iba genial, hasta que ocurrió.

Eran las cinco de la mañana cuando me llaman al teléfono móvil. Un chico, Pete, uno de los veteranos del lugar, había golpeado al idiota del doctor que no sabía ni defenderse de un adolescente y se había fugado, hacía unas cuatro horas y no lo habían encontrado.

Me puse a mover cielo y tierra entre los altos cargos episcopales. Los informé a todos, aprovechando ese tonillo de “os lo dije” refiriéndome al inútil de Lehman. Era el momento de demostrar mi autoridad.

Avisé al Ministerio, ahora ellos estaban tan involucrados como yo. Hablé con mi gran amigo el Capitán Héctor Sena, ahora controlará él bajo mi mando la situación.

Esa misma mañana tuvimos una reunión de urgencia, vinieron altos cargos de todas partes. Los Obispos decidieron que era el momento de probar la otra arma, la potente, ya que esto había acortado nuestro tiempo y antes de que la opinión pública se hiciera eco debíamos tener algo.

A todos nos pareció bien. Después se adoptaron medidas cautelares, régimen militar, vigilancia (ya que antes no había nada) y una de las que más me gustó, quitarle el mando a esos matasanos capitaneados por un idiota calvo con bata blanca de apellido Lehman.

A los militares no les gustaba aquello, se veían niñeras, ya que como es natural, no sabían porque estaban allí ,esa era información clasificada. Eso causó relajación, otro error.

El caos no tardó en asomar por allí. En apenas dos días, los chicos con el nuevo tratamiento empezaron a enfermar, empeoraban y morían. Bueno, no morían del todo.

Algo en el tratamiento hacía que sus cuerpos entrasen en un profundo coma, el corazón y el resto de órganos vitales se paraban, pero quedaba operativo el cerebro, al menos una parte de él. En unos minutos o pocas horas de darse la muerte como oficial, se levantaban convertidos en unos seres implacables, agresivos y sin ningún tipo de humanidad.

No sabemos aún el porque del proceso, ni siquiera sabemos el causante, pero son unos seres temibles y lo que es peor, aún no tenemos cura ni prevención. El contacto con los fluidos demuestra que la infección se contagia, pero quitando eso, poco sabemos de su transmisión.

Al empezar a levantarse todos los cuerpos que ya habían perecido, nuestras defensas se vieron traspasadas. Los militares eran pocos, estaban desinformados y lo peor de todo, confiados.

Un grupo de seres extremadamente agresivos, hasta el momento inofensivos pero sin ningún tipo de miedo ante el enemigo se anunciaban inmensamente implacables. Y así lo fueron.

Los soldados que estaban dentro del recinto, fueron atacados al intentar ayudar a los chicos, estos ya eran muertos vivientes y con el instinto asesino a flor de piel.

Entre la sorpresa y la extrema agresividad de esos seres, los militares no tuvieron ninguna oportunidad de sobrevivir.

Mi amigo Lehman también fue atacado y en plena batalla, se dirigió al Capitán Sena para que abrieran fuego contra los chicos, a lo que el capitán me llamó y pidió permiso. Me costó darle autorización, nos jugábamos mucho dinero, incluso en ese estado de inicio el suero podría ser un buen producto militar.

Mi amigo Sena también sucumbió a la presión. De los sesenta chicos que habían en un principio, se escaparon más de treinta ya que los pudimos ver con las cámaras del exterior, veinte estaban aún “merendándose” al personal del orfanato cuando llegamos y el resto murieron en los tiroteos.

Revisé personalmente las grabaciones de aquella noche. Habían dos chicos que aguantaron el suero, no murieron pero sí se tornaron agresivos y eran dos especímenes perfectos para vender nuestra fórmula. Los dos médicos han desaparecido, el médico militar que trataba a los dos chavales del que no recuerdo su nombre, fue asesinado por un compañero suyo a escasos metros del pueblos más cercano dentro del URO con el que huían.

El doctor Lehman se ha esfumado, desde ese día nadie lo ha visto y aún no hemos contactado con su familia por falta de recursos y tiempo.

Así que esos dos chicos creemos que están sanos y merodeando las calles en paradero desconocido. De los treinta y pico, solo hemos recuperado un par, uno en una granja y otro que se cayó en una acequia de la que no supo salir.

Ahora el clero quiere que me reúna con ellos para discutir nuestras próximas acciones, me han citado mañana. Veremos que quieren.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Manolo Orozco -

Iglesia conspiradora, gobierno de derecha y zombies. Uuuyyy todo lo malo que podría pasarle al mundo.Creo con todo respeto, que las fobias del autor están bien claritas. De verdad todo iba bien hasta la conspiración del Vaticano, y eso que soy Areligioso.

Jesús Álvarez -

Buffy.

Como ya he dicho en varias ocasiones, al estar escrito en primera persona, la opinión no es mía. Es la opinión del personaje en cuestión. Este es uno de los personajes más radical y cruel, así que se expresa como es.

Gracias por dar tu opinión. ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Buffy -

Puedes hacer comentarios con critica social, me gusta que eso ocurra pero no generalices porque se te ve el plumero y quita credibilidad a tu relato.

Joshua Ska -

ya e kambiado mo nombre a Shaddy Shaddow pero seguire comnetando con mi biejo nick.
esto se esta poniengo genial, sin palabras amigo, no puedo creermelo, en poc tiempo te as confabulado una historia q mas q creible suena a el pan de cada día, eres un genio literario, de ser por yo te doy un grami, un novel o un pulitzer lo q se les de a slo escritores. tu muy bien
me gusta
+5 estreyas

Diego -

Se esta poniendo bieeen interesante :)....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres