Blogia
HOTEL CALIFORNIA

PATRICK DIA XI (Capítulo 41)


 

Ayer pusimos al día a los chicos de todo lo que habíamos visto en nuestra excursión, que al final resultó tan peligrosa como pensaba Jared, les explicamos todo lo que observamos y lo que nos pasó. Incluido el incidente con los militares, así que hoy tocará hacer bondad en casa. Tomo y Shannon compraron comida para un regimiento, pero toda está en congeladores, así que rezaremos para que la electricidad no se vaya. También cogieron conservas y paquetes de pasta deshidratada para cocinar rápido solo con agua.

 

Gerard y Mikey vinieron para enseñarnos los vídeos que hay colgados en Internet de los ataques, en apenas cuarenta y ocho horas éstos se han multiplicado a un ritmo alarmante. Cualquiera ahora tiene un móvil con cámara, así que los hay de todas versiones. Niños en el colegio, un vagabundo mordiendo gente en una calle principal de la ciudad, un taxista grabando las agresiones desde el coche…

 

La prensa que ya estaba atenta a los acontecimientos ahora es un hervidero, al igual que en televisión que todo el mundo quiere tener su minuto de fama, aunque sea mentira lo que cuentan, les da igual ya. Una reportera pregunta por la calle que es lo que van a hacer a la gente, casi toda coincide en salir a las afueras de la ciudad hasta que todo se calme. Así que hoy será día de caravanas también. La multitud ayer no iba a las afueras, sino simplemente volvían a casa a averiguar que todos sus familiares estuvieran bien, pero hoy parece diferente.

 

Muchas personas ni siquiera han ido a trabajar y algunos comercios han tenido que cerrar debido a los altercados con unos manifestantes de extremas convicciones religiosas que achacan esta crisis a un “castigo divino”. El humano cuando se ve encerrado o cree que de esa no va a salir tiende a buscar a su “Superman”, no los culpo, aunque soy ateo no critico al que cree con respeto y sin ser radical. De nuevo, los políticos llaman a la calma, dicen que todo y que es una situación delicada la tienen controlada, así que no hay porque preocuparse. Qué mentirosos son.

 

Desde principio del día las dos carreteras que podemos ver desde el piso del desguace, que hoy ha permanecido cerrado a pesar de que es sábado, están saturadas de coches. No hemos visto accidentes pero tampoco se mueven los vehículos y eso que no he visto ni un solo camión.

Otra cosa que llama poderosamente la atención es la ausencia de policía y de militares. ¿Estos no están para servir? ¿Dónde están ahora? Ayer cuando llamamos a la policía por lo del camión de cerveza, ni siquiera vinieron. Lo han apartado, no sé cómo, encima de la rotonda de césped, sino supiera porqué ha pasado, parecería una obra de arte moderno de algún creador loco. De las cajas de cerveza no hay ni rastro. Saqueadores cerveceros. ¿Qué habrán hecho con el conductor del camión y la señora del Kuga? Que por cierto, el coche es un carboncillo, después de que alguien lo quemase, espero que tuvieran la dignidad de sacar a su conductora antes.

 

Toda esa carretera está bloqueada también, incluso hay quien ha decidido fugarse en bicicleta con unos grandes paquetes en la parte trasera del asiento. Supongo que prefieren pedalear que quedarse parados en los grandes atascos de alrededor de la ciudad.

La verdad es que no hay cosa más absurda que decidir huir de la urbe y quedarte en un embotellamiento durante horas. Porque hay gente que hasta se ha sentado en sillas de camping en el arcén al ver que hace horas que la caravana no se mueve, nadie sabe el motivo, pero lo que está claro es que por ahí delante debe haber un accidente o un control militar que no permite la circulación.

 

La autopista no está mejor, los vehículos que intentan salir del centro de la ciudad están parados en una retención que ocupa incluso los dos arcenes. No hay policías, la gente decidió hace horas que el arcén era parte de la carretera y que se podía circular en él. Así que lo que consiguieron es bloquear la única parte de la calzada que se podría haber usado en caso de emergencia.

Alguna vez en las que he visto o leído algún relato de catástrofes, me sorprendía al pensar que la masa no sería tan tonta de hacer cosas estúpidas con la única obsesión de sobrevivir o salvar el culo, pero el tiempo da la razón y aquí sentado delante de la ventana con una cerveza helada, cortesía de Tomo, me doy cuenta que no hay cosa más cierta. El ser humano cuando se ve atrapado se vuelve estúpido, muy estúpido.

 

También veo que, al igual que nosotros, algunas personas han decidido utilizar la moto para irse. Pues como al igual que el universo, la única cosa infinita es la estupidez humana, algunos conductores de coches que llevan horas en la misma posición han arremetido contra los motoristas que pasan esquivando vehículos. Incluso se ve gente que desesperada con la situación, dejan abandonados sus transportes y continúan caminando.

 

En fin, no sé como acabará esto.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres